Creación de la Asociación Española de Psicología Perinatal

Creación de la Asociación Española de Psicología Perinatal

Asociación Española de Psicología Perinatal

La asociación nace como proyecto pionero en España, con el fin de difundir y desarrollar el acercamiento a esta rama de la salud primal, a la vez que busca construir una red de profesionales,  enfocados en la prevención e intervención específica.

Sus objetivos:

 

Asociación Española Psicología Perinatal

Somos un grupo de profesionales de la Psicología que tenemos los siguientes objetivos:

  • El estudio y la divulgación de la Psicología perinatal en todos sus ámbitos de actuación.
  • Promover, coordinar y realizar actividades y proyectos orientados al apoyo de profesionales que se dedican al ejercicio de la Psicología Perinatal.
  • Promover y apoyar la investigación en Psicología Perinatal.
  • Elaborar y participar en programas donde la Psicología Perinatal tenga aplicación, tanto en el ejercicio clínico, terapéutico como en los programas de acción (psico)social y comunitarios.
  • Mantener relaciones de cooperación con entidades (españolas e internacionales) relacionadas con la Psicología Perinatal y terapias afines.
  • Elaborar y participar en programas de prevención e intervención en los ámbitos de Salud Primal, la salud perinatal, materno-infantil y familiar, así como la primera crianza.
  • Como Asociación para la promoción de la salud perinatal centrará sus actividades en los campos de planificación psicoeducativa, la salud mental y la asistencia psicosocial; tomando como base la perspectiva psico-bio-social, velará en todo momento por el respeto a los derechos de la madre, del bebé y de la familia.

Para mayor información sobre la asociación visita su web: www.asociaciónpsicologíaperinatal.com

 

Liliana M. Lund

Espacio perinatal, un lugar de encuentro

Espacio perinatal, un lugar de encuentro

¿Qué es Espacio perinatal?

 

Este es un espacio para PENSAR sobre los aspectos psicológicos relacionados con la maternidad, con ese vínculo tan especial con nuestros hijos.

Es también un espacio de BÚSQUEDA, de APOYO, de ENCUENTRO que permita despejar inquietudes, temores…

Es un espacio que también es para SOÑAR con un futuro posible, saludable y gratificante

Espacio perinatal está pensado para COMPARTIR el producto de años de estudio y experiencia en un tema que siempre consideré de vital importancia para el desarrollo sano de los niños que serán el futuro, las nuevas generaciones. Es una labor preventiva ya que gracias a una información o intervención oportuna con los padres, se pueden evitar situaciones que podrían producir mucho daño a corto y largo plazo.

Además soy madre y sé los temores y angustias que se van viviendo a lo largo de esta experiencia preciosa que es la maternidad.

Está dirigida especialmente a las madres pero no es excluyente de los padres, al contrario ya que su función también es muy importante. Lo que sucede es que el proceso de la maternidad ocurre y afecta más que nada a las madres porque se vive en su cuerpo y produce muchos cambios biológicos que cambiarán su fisionomía o su estado de ánimo .

A su vez, habrán cambios psicológicos que también serán muy trascendentes y es mucho lo que depende de que este camino sea bien transitado. Para que sea una feliz experiencia para cada uno de los involucrados deseé plasmar en estas páginas algo de lo aprendido.

Así es que estáis invitados a participar, preguntar o compartir experiencias.

  

Liliana M. Lund

espacio perinatal

Problemas de fertilidad, llegar al “hoy toca”

Problemas de fertilidad, llegar al “hoy toca”

Esterilidad, infertilidad: un largo proceso

 

problemas de fertilidad

Todo comienza un día en que se cae en la cuenta de que no se logra la concepción de un bebé…

Los médicos dicen que hay que esperar un tiempo antes de hablar de problemas para concebir…

Mientras las preguntas ¿Por qué no me quedo embarazada?? ¿Será por mí? ¿Será por él?? ¿Será el estrés? Los problemas de fertilidad resultan inquietantes.

Luego el antipático proceso de todas las pruebas… El tener que hacer un esfuerzo para pensar que no se es menos mujer u hombre por no lograr un embarazo pero si bien es lo razonable por dentro… y ¿cómo me verá mi pareja ahora que no lo consigo?

La ansiedad  se empieza a adueñar de la situación, carcome…

 Entre ambos se ha instalado una presencia que poco a poco ha ido ganando espacio en los sueños, las charlas, la cama…Ya no es “hacer el amor”, eso ha ido cambiando para dejar lugar al “hoy toca” (quieras o no…) y al  “a ver si esta vez sí sale bien”… es difícil  olvidarse…

 Fastidia, duele, ver gente con los cochecitos por todas partes, cada vez parece que  hubiera más… Hay que dar vuelta la cara o cerrar los ojos para no tener que ver… pero sigue doliendo por dentro… La gente pregunta: ¿Y? ¿Para cuando los niños?? Cada vez van dando menos ganas de vida social, parejas amigas que logran embarazos, tienen sus niños… ¿y nosotros qué??

A veces es por el temor de no ser comprendido y otras por no querer hablar de lo que se siente como un fracaso, va distanciando de amigos y familia para un día darse cuenta de que no hay con quién hablar, ya cuesta hasta entre los dos…y un vacío que no se llega a expresar…

Y cada mes otra decepción… las lágrimas que caen… tristeza, frustración… y luego retomar la esperanza una vez más… y si no, siempre queda la reproducción asistida… ¡tanto para pensar y decidir !! Y así se acerca otra vez la esperanza… siempre entre la incertidumbre y la esperanza…y otro peregrinar por tratamientos hormonales después de más pruebas, cada vez más especializadas… Todo esto va produciendo un gran dolor emocional y un desgaste…

¿Y si no se consigue qué se hace con este deseo de hijo??

La terapia psicológica es un gran apoyo para sobrellevar todo éste proceso que a la larga se vuelve desgastante y va minando las fuerzas, debilitando la personalidad. Tener a alguien que no se cance de escucharte, que te/les de soporte y herramientas, tanto individual como a la pareja, hace que el proceso resulte más llevadero. Una ayuda eficaz para acercarse al logro de ese deseo de hijo.

Liliana M. Lund

Maternidad en solitario vs madre ideal

Maternidad en solitario vs madre ideal

 

Comprender y sobrellevar la maternidad en solitario

maternidad en solitarioAlgunas mujeres deciden vivir una maternidad en solitario, es decir, sin otras personas que brinden su apoyo como pareja, familia, etc.  Aceptan la situación como se les presenta sabiendo que no podrán ser como una “madre ideal”, o como se suele creer que lo son.

Hay veces en que las situaciones nos alejan de esa imágen de madre que soñábamos. Esa en la que se ve a la pareja de padres con un bebé sanito, abuelos que ayudan orgullosos, todos ellos muy felices…difiere de la vivencia de la maternidad en solitario.

Hay mamás o futuras mamás que tienen que enfrentarse a todo lo que implica la maternidad, solas. Con sus temores a cuestas, con sentimientos de desvalimiento, de angustia, de no ser capaces, de “no poder”, que les viene grande todo lo que se avecina…

Puede que en realidad no estén solas pero sí que se sientan así, que no son escuchadas o comprendidas. Otras realmente lo están y lógicamente, todo les resulta muy abrumador.

Pero es que los entornos y situaciones ideales son eso: “ideales” y por lo tanto no reales. Lo ideal estaría rozando la perfección y como tal eso no existe. Por lo tanto, lo que se generará es un sentimiento de frustración e incapacidad que obstruirá la visión de nuestros auténticos y genuinos recursos.

En el mundo real nos pasan cosas, nada es tan perfecto como imaginamos. Hay mujeres que efectivamente parecen tenerlo todo y por eso dan esa imagen de madre ideal, pero lo cierto es que también les pasan cosas, otras cosas diferentes.

¿Cómo se puede obtener apoyo?

Quizás no hay una pareja o futuros abuelos que apoyen y ayuden a estas mamás pero en cambio puede que haya otras personas que puedan cubrir esos vacíos. Quizás si miramos mejor a nuestro alrededor haya quienes estén dispuestas a colaborar, participar, también existen amigos, doulas, foros… variables que pueden ayudar a sentirse mejor.

Otra posibilidad es buscar cerca de nuestro entorno otras madres o mujeres en situación similar o con intereses comunes con quienes compartir tus vivencias. Ellas puedan aportar un entorno enriquecedor así como una fuente de apoyo. Lo cierto es que son muchas quienes sienten ésta necesidad y se han creado grupos de madres dónde desarrollan actividades diversas con  niños incluidos.

Lo importante es aprender a pedir ayuda si no estamos bien, en vez de encerrarnos en nosotras mismas, en el silencio, porque nadie podrá adivinar cómo nos sentimos. Pedir ayuda es el primer gran paso que hay que hacer ante cualquier situación con la que podamos sentir que “no podemos” en cualquier momento de nuestra vida.

Liliana M. Lund

Maternidad-paternidad y familia

Maternidad-paternidad y familia

Los cambios que traen la maternidad- paternidad en la estructura  familiar
Maternidad paternidad y familia

Maternidad y familia

La maternidad así como la paternidad es una experiencia para cada uno que marca un antes y un después, haciéndonos crecer y aprender.

Desde la etapa de gestación, el parto y así como el puerperio marcan el ritmo de lo que será nuestra vida desde que sabemos que estamos embarazadas. Empieza poco a poco la relación con nuestro hijo y también se empezará a preparar el cambio de la estructura familiar.

Todos los miembros de nuestra familia tendrán sus propias y significativas transformaciones, desde la pareja y los hijos si se tienen, hasta nuestros propios padres. Es que la gestación no se aplica sólo a la mujer gestante ya que también se va a ir gestando una familia junto al nuevo integrante.

Traerá muchos cambios tanto desde lo biológico, los cambios psicológicos tanto de la pareja como del entorno, que implican crecer, cambio de roles, las ansiedades y sueños que se depositan en el bebé y eso les pasa tanto a los padres así como a los abuelos, tíos, hermanos, etc.

La maternidad-paternidad merece, como experiencia individual, de pareja y familiar, que dediquemos esfuerzos para nuestro bienestar físico, emocional y mental con la ayuda de los profesionales que pueden estar al cuidado de la futura madre. Para que así  puedan ayudarnos a interiorizar una nueva perspectiva psicológica ante la maternidad y los retos que nos presenta. Se trata de una nueva etapa en nuestras vidas y es para toda la vida y muchas veces podemos sentirnos confundidas/os ante tantos cambios en distintos aspectos de nuestra existencia.

Una buena decisión es prepararnos para no sentirnos perdidos y estar dispuestos a adoptar nuevos ritmos de vida, nuevas costumbres y hábitos, en general a aprender a ser padres, ante lo cual lo más importante es la buena actitud que tengamos.

Siempre es recomendable una buena comunicación. Hablar de lo que para cada uno representa esta nueva etapa y compartir sentimientos, ayuda a construir, como pareja, la familia que deseamos tener. Y poder crecer en las distintas áreas de nuestra vida, la biológica, la psicológica y la social

Para esto, no dejemos de buscar la ayuda que consideremos necesaria para esta etapa que marcará nuestras  vidas para siempre y así empezar a construir el espacio psicológico para el nacimiento de nuestro bebé.

Liliana M. Lund

 

Pin It on Pinterest