Rostro materno y neuronas espejo

Las bases de la comunicación emocional   Para comprender mejor la importancia del rostro materno, según Winnicott*, es conveniente recordar que en un primer momento el bebé no tiene un registro psíquico de la existencia de la madre-ambiente, como alguien autónomo y separado de él. Su dependencia respecto al ambiente es absoluta, aunque él lo desconoce al no existir tampoco una noción de sí mismo todavía. A partir de este momento, el proceso de maduración emocional se produce de manera lenta y compleja, dirigiéndose en una progresiva separación entre el “yo y el no yo”, y en consecuencia a...

Read More