La importancia de la estimulación prenatal y su conexión emocional

 

estimulación prenatal

Diario de embarazo

La primera cosa fundamental de la estimulación prenatal, es comenzar a crear un vínculo emocional con el bebé. Es decir, comenzar a “conectar” y relacionarse con ese hijo/a que va creciendo en tu interior e ir creándole un lugar, en tí en la pareja y en la familia.

En cuanto a la estimulación prenatal al bebé hay distintas cosas que podemos hacer. Desde que está en el vientre, con la voz, hablándole, por medio de la lectura o con música, la que más nos guste y nos lleve a un estado de tranquilidad, siempre tratando de no excitar  al bebé. Puedes contarle cosas, leerle cuentos o cantarle.

Alrededor de los 4 meses ya es totalmente capaz de escuchar y podrá entonces escuchar el latido de tu corazón, los ruidos internos, tu voz… Por eso, cuando el bebé ya ha nacido se tranquiliza estando cerca de su mamá, tu voz le da seguridad.

Esto facilita la comunicación con el bebé, permite transmitirle nuestro amor así como estimular al pequeñín según su etapa de desarrollo fetal.

Resulta muy positivo compartirlo con el papá o los hermanos y fomentar también con ellos un buen vínculo haciéndolos partícipes de este proceso, recordando también que a nadie le gusta sentirse excluido y transformándolo en un momento especial familiar.

A través de las caricias, con suaves masajes con tus manos lleva a un estado de relajación. Por otra parte, esta presión suave produce unas vibraciones que se transmiten en el líquido amniótico y que el embrión o feto captará a través de sus nervios periféricos estimulando su cerebro. Un buen momento para hacerlo puede ser durante el baño o cuando te acuestes a descansar.

LLevar un diario prenatal:

Si quieres, una buena idea es hacerte un diario prenatal de las cosas que vas/van haciendo y apuntar cómo responde. Irás notando las cosas que le gustan más y así irás fortaleciendo la relación con él, creando un buen vínculo. Puede que a ti te guste mucho una música fuerte y marchosa pero al bebé no y te lo hará saber con sus movimientos más agitados, lo sabrás créeme.

Por eso, también es importante hacer las cosas con sentido común y tener en cuenta que los estímulos que necesita son mayormente suaves y tranquilos. Puedes ponerle las ecografías o comentar cómo te vas sintiendo a medida que el embarazo avanza. Además, poder volver a leer algún día ese diario y lo que fuiste sintiendo, cambiando, soñando… te gustará así como a él o ella le gustará leer cuando sea mayor.

Francoise Doltó (importante psicoanalista francesa) hablaba de un lenguaje mental que los bebés antes y después de nacer, podían comprender. Resulta muy agradable sentir que puedes comunicarte con tu bebé desde muy temprano y que después de nacer también podrás hacerlo.

Sin embargo, de todas las cosas posibles, lo que mejor le hará, será el sentir que hay un lugar esperándole así como será positivo para la pareja el sentir que está creando, deseando también ese lugar especial para poder compartirlo con él/ella. 

Los beneficios de estos momentos compartidos son para todos y al incluir a tu pareja permite que se sienta más partícipe ya que no hay que olvidar que no lo vive desde su cuerpo. De esta forma irá teniendo un papel más activo tanto durante la gestación como después de su nacimiento.

Liliana M. Lund

Pin It on Pinterest

Shares
logo

¿Quieres suscribirte a nuestra Newsletter?

Únete y podrás estar al día de ls novedades

Te suscribiste correctamente

esferas

¿Te gustaría suscribirte al boletín de Espacio Perinatal?

Recibirás en tu correo las notificaciones de las novedades

Te suscribiste correctamente

A %d blogueros les gusta esto: