endometriosis

La endometriosis es una enfermedad benigna que afecta a las mujeres durante su vida reproductiva. El endometrio es una membrana que recubre la parte interna del útero. Todos los meses, los ovarios de una mujer producen hormonas que le ordenan a las células del revestimiento del útero (matriz) hincharse y volverse más gruesas. El útero elimina estas células junto con sangre y tejido a través de la vagina cuando se tiene el periodo. La endometriosis ocurre cuando estas células crecen por fuera del útero en otras partes de su cuerpo.

Cuando el endometrio está situado fuera del útero, si se desarrolla incorrectamente, puede asentarse en cualquier lugar del abdomen. Esto puede provocar implantes (placas pequeñas), nódulos (placas grandes) y endometriomas (quistes en los ovarios). La endometriosis es un proceso de evolución imprevisible. Algunas mujeres presentan pequeños implantes que no se modifican, mientras que en otras puede desarrollarse extensamente dentro de la pelvis. Es una enfermedad inflamatoria, lo que a su vez ocasiona adherencias entre órganos.

Los síntomas que suelen presentarse son:

endometriosisSangrado uterino anómaloMuchas mujeres con endometriosis no presentan alteraciones menstruales ni pérdidas entre reglas, pero se puede alterar el ciclo endometrial y generar pequeñas pérdidas extemporáneas.

Dismenorrea o dolor menstrualSe trata de dismenorrea secundaria, que aparece más tarde que la de los primeros meses de los ciclos menstruales, aumenta con el tiempo y se acompaña de otros síntomas típicos de la endometriosis. Ese dolor suele deberse a la formación de las prostaglandinas, que provocan fuertes contracciones uterinas.

Dispareunia o dolor con las relaciones sexualesLa penetración vaginal puede presionar alguna zona con afectación por endometriosis: ovarios, techo vaginal y ligamentos uterosacros.

Problemas reproductivosEn algunas mujeres la esterilidad o la infertilidad son el motivo de consulta que permite diagnosticar la endometriosis.

La endometriosis puede provocar infertilidad debido a:

  • Inflamación en el abdomen que impida la unión del óvulo y el espermatozoide.
  • Adherencias pélvicas que impidan el movimiento normal de las trompas e incluso las obstruyan.
  • Endometriosis en los ovarios que impida la normal ovulación y fabricar las hormonas sexuales.
  • Secreción de sustancias no habituales en el abdomen que entorpezcan el proceso normal de fertilidad.
  • Las mujeres con endometriosis presentan un riesgo mayor de aborto, que disminuye una vez corregida la enfermedad.

Tratamiento: 

El médico llevará a cabo un examen físico, que incluirá un examen de la pelvis. Los exámenes para ayudar a diagnosticar la enfermedad son la Ecografía transvaginal y la Laparoscopia pélvica. La supresión hormonal es el tratamiento más efectivo y común para la endometriosis. Los medicamentos hormonales pueden evitar que la endometriosis empeore. Pueden administrarse como píldoras, aerosol nasal o inyecciones. Sólo las mujeres que no están tratando de quedar embarazadas deben optar por esta terapia ya que la terapia hormonal impedirá quedarse embarazada. Una vez suspendida esta terapia, se podrá conseguir un embarazo. La hormonoterapia y la laparoscopia no pueden curar la endometriosis; sin embargo, en algunas mujeres, estos tratamientos pueden ayudar a aliviar los síntomas durante años.

Liliana M. Lund

Fuente: Clínica Universidad de Navarra