En esta oportunidad contamos con el relato de Manuel sobre la depresión posparto masculina, un trastorno muchas veces desconocido y padecido por bastantes hombres.

 

La historia de Manuel

depresión posparto masculina

 

 

Hola, yo quiero contarles mi disgusto, estoy sufriendo de depresión posparto y ¡me está afectando tanto!, nunca pensé que me pasaría a mi.

Mi mujer y yo estábamos muy ilusionados con el embarazo, disfrutábamos de cada momento juntos: ecografías, clases de preparación para el parto… Hacíamos planes para cuando naciera.

Todo empezó cuando mi esposa acudió a su cita normal con la ginecóloga, seria la ultima cita, la próxima seria en el hospital  para el parto.  De pronto me dicen que estaba internada en urgencias, eso fue un viernes para el lunes nació el bebé por cesárea. Esperé a la doctora para que me dejara entrar a presenciar el nacimiento de mi bebé, y me dijo que no, entonces sentí que todo se me venia abajo… Empecé a sentir tanta rabia y coraje de no poder estar con mi esposa y ver el nacimiento de mi bebé, tengo tanto enojo con la doctora! Le dije que nunca le perdonaría lo que me habia hecho. Perdí toda mi ilusión desde ese momento, dejé de disfrutar todo ni siquiera al ver al niño en la cuna  sentia nada…

 

Ahora no puedo dormir, a veces sueño que estoy en la sala de partos viendo al bebe nacer, y me despierto muy enojado, en mi trabajo me dicen que me veo muy triste, y cuando estoy en mi casa lloro como un niño sin poder parar. Siento celos de mi esposa, del niño…

Siento que perdí el vinculo que me uniría a mi y a mi hijo por el hecho de verlo nacer a la vida como me duele no haber cambiado las cosas mi esposa me cuenta lo que paso en la sala de partos y no veo nada que haya sido razón para no dejarme entrar me quitaron una parte de mi vida……mi derecho como padre a presenciar el nacimiento de su propio hijo, nunca voy a recuperar esa parte de mi vida, trato de formar parte en la vida del nino le doy de comer, lo baño lo pongo en mi pecho, hablo con él pero de la nada me viene el recuerdo y empiezo a llorar, ya tengo 4 semanas desde que pasó y no se me quita esto que siento.

Manuel