Dr. Verny: Desarrollo emocional Pre y Perinatal

Dr. Verny: Desarrollo emocional Pre y Perinatal

Conferencia del Dr. Thomas Verny sobre el desarrollo Pre y Perinatal Bases del desarrollo emocional*

(con traducción al español)

Dada la trascendencia de los conceptos transmitidos por el Dr. Verny sobre los avances de la Psicología Perinatal, esta conferencia resulta sumamente interesante. Permite comprender con claridad, las bases sobre las que se asienta la Psicología Perinatal.

Para quienes no hayan oído nombrar al Dr. Verny :

  • es psiquiatra, y se dedica a la Psicología Pre y perinatal
  • Discípulo del Dr. Leboyer
  • escritor y académico.
  • Fundador junto al Dr. Chamberlain la Asociación de Psicología y salud prenatal y perinatal (APPPAH), en 1983
  • En 1974 , escribió junto a John Kelly, La vida secreta del niño antes de nacer, libro que resultó un bestseller.
  • Debido a sus publicaciones, el Dr. Verny, es considerado como una de las principales autoridades del mundo sobre el efecto del entorno prenatal, post natal y en el desarrollo temprano de la personalidad.
  • Ha sido de los primeros en el mundo en desarrollar métodos de tratamiento prenatal y perinatal para lactantes y niños.
  • Es un reconocido experto en métodos de tratamiento para adultos, y reconocimiento en todo el mundo por sus contribuciones.

Durante esta imperdible conferencia, se desarrollan una serie de conceptos claves en la Psicología Perinatal, que marcan una diferencia fundamental .

Reseña de los aspectos tratados por el Dr. Verny a lo largo de la conferencia:

En el comienzo de la conferencia, el Dr. Verny explica detalladamente los Principios fundamentales del Psicología Pre y Perinatal ( detallados en otro artículo).

Continúa explicando las bases científicas de diferentes autores, sobre las que se desarrollan los principios de la Psicología Pre y Perinatal. Se trata de estudios e investigaciones que a lo largo de la década de los 70, fueron probando las diferentes habilidades o capacidades que poseen los bebés durante su desarrollo fetal.

Destaca y recalca que es sumamente importante y que se debe mantener el FOCO en que en la vida fetal se encuentra el origen de enfermedades de la vida adulta. Sin embargo, sostiene, es un tema que es dejado de lado por la ciencia.

Otro aspecto importante son las influencias pre y post concepción por parte de los padres. Éstas consisten en: nutrición, hormonales, estado psíquico de los padres, el medio ambiente, el estilo de vida y la edad. Todos éstos factores, afectan a las moléculas que controlan la función de los genes tanto en hijos como en sus nietos.  Es decir, que habrá una transmisión transgeneracional de posibles alteraciones.

Desarrolla en detalle, el efecto sobre la salud y desarrollo cerebral  del bebé, de diferentes tóxicos, así como del efecto del estrés emocional de la madre.

Finalizando, señala una síntesis de aspectos muy importantes a tener en cuenta:

  1. La exposición de futuros padres o de mujeres embarazadas a factores ambientales como: polución, pesticidas, químicos (por ejemplo los producidos por botellas plásticas), alcohol o nicotina. Son factores que pueden interferir en el desarrollo normal del cerebro en niños no nacidos.
  2. Estrés psicológico, ansiedad y depresión durante el embarazo ya que producen efectos duraderos e indeseables tanto en las madres como en sus hijos.
  3. El efecto acumulativo del impacto de riesgos deben la salud y sea desde una modesta desregulación, en múltiples sistemas pueden ser sustanciales aunque individualmente tengan un mínimo o insignificante efecto en la salud.

Por último, luego de la exposición del Dr. Verny, se realizan preguntas de los asistentes, que también son interesantes.

Liliana M. Lund

 

*Conferencia Magistral: Psicología pre y peri-natal: Bases del desarrollo emocional del psiquiatra Dr. Thomas Verny, realizada en Santiago de Chile el 3 de octubre de 2016. Organizada por las escuelas de Medicina, Obstetricia y Matronería de la Universidad San Sebastián, el Diplomado de Salud Primal de la Universidad de Concepción, la rama de neonatología de la Sociedad Chilena de Pediatría y Chile Crece Contigo. Con el patrocinio de UNICEF

La página de la APPPAH es: The Association For Prenatal And Perinatal Psychology And Health: birthpsychology.com

Madres que no pueden mirar a su bebé tras el parto

Madres que no pueden mirar a su bebé tras el parto

¿Qué ocurre con esa primera mirada, que establece un vínculo fundamental, con las madres que no pueden mirar a su bebé?

parto madres que no pueden mirar En el momento del parto, por diversas razones, hay madres que no pueden mirar al recién nacido.  Algunas no quieren y otras no tienen la oportunidad. El momento de conocerse no se puede producir normalmente en ese momento fundamental, en la «hora sagrada».

En este artículo voy a analizar el tema de cuando en el parto son madres que no pueden mirar a su bebé recién nacido. Se trata de la contrapartida del primer artículo La mirada del recién nacido. En él tratábamos el interesante tema de la protomirada o primera mirada del recién nacido. Decíamos que es una mirada profunda y única que no se repetirá jamás, con una función “parentalizante.” Sin embargo, las situaciones a veces son muy diferentes y nos lleva a preguntarnos:

¿Qué ocurre cuando son las madres que no pueden mirar? ¿Qué ocurre con las madres ciegas? ¿Y con la anestesia de las cesáreas? ¿O con las madres que no pueden centrarse descontroladas, asustadas? ¿O con las madres que rechazan a sus bebés?

El Dr. Marc Pilliot también se hace esta pregunta: » Si la primera mirada en el momento del nacimiento es tan importante, tan fundadora, ¿qué pasa entonces con las madres  que no pueden “ver” a su bebé porque son ciegas? ¿Tendrán dificultades para apegarse, para establecer vínculos?

Las madres invidentes

Una mujer ciega vive en otro mundo sensorial y son, lógicamente, madres que no pueden mirar. La madre ciega, va a utilizar otras modalidades que darán sentido a su vivencia. Todos sus sentidos estarán alerta: va a tocar a su bebé, a “olfatearlo” (el olor parece ser muy importante);  va a saborearlo, a oírlo, a sentir cómo se mueve. De ese modo, podrá obtener una visión interior, una representación interior más bien, de su bebé. Pero hay algo aún más importante: puede perderse la vista, pero nunca se pierde la mirada.

El rostro de esa madre ciega se mueve y es capaz de transmitir su emoción interior. Esa mujer puede sonreír, puede vocalizar. Su mirada puede estar cargada de afectos, guiada por el sonido, el olfato, el tacto, la masa corporal de su hijo. A veces, algunas madres invidentes no miran, porque han perdido la costumbre, cohibidas por la creencia de que ss ojos no son bonitos.

parto En estos casos es conveniente incentivarles, enseñarles a volver a mirar. Aunque “no vean” al niño en el sentido en que los videntes lo entienden, es importante para su relación de amor que lo “miren” unos instantes. Es fundamental para el recién nacido, que necesita esa mirada para existir.

La importancia de la mirada

Esto nos permite destacar el otro lado de la Protomirada. Ésta, no es sólo fundadora para los padres, también es fundadora para el recién nacido. La vista es egoísta: sólo existe para uno mismo. Pero la mirada se vuelve hacia el otro, sólo existe en el intercambio: mi mirada reconoce al otro y yo soy yo mismo a través de la mirada del otro.

La primera mirada del recién nacido “parentaliza” a la madre y al padre, les permite pasar de la paternidad a la “parentalidad”. Pero al mismo tiempo la mirada de los padres otorga sentido al recién nacido y lo conecta a nuestro mundo.

Mujeres que no quieren mirar

madres que no pueden mirar La mayoría de las madres saben desde siempre: hay que “mirar” a su hijo. En realidad, generalmente es algo instintivo. Sin embargo, algunas mujeres no sienten ningún impulso hacia su hijo en el momento del nacimiento. Por lo tanto, a las miradas puede costarles encontrarse.

Las razones son complejas, personales, íntimas y muy diversas.

¿Cuál es el motivo de que una mujer durante el parto se sienta tan desequilibrada?

¿Por qué está tan triste esa mujer si el parto ha transcurrido sin dificultad y acaban de dejarle a su bebé sobre le vientre?

¿Tal vez sus emociones la están conectando con periodos difíciles y secretos de su infancia? ¿O de su vida reciente de adulta? ¿Acaso sabe ella misma por qué?

¿Tiene miedo de no estar a la altura?

La necesidad de apoyo

No es importante contestar a esas preguntas en seguida, pero sí es urgente apoyar a esa madre: la empatía con ella. La paciencia de los profesionales, su confianza en las capacidades del bebé, su asombro ante todo lo que hace, su discreción para observar sin actuar… Todo eso es fundamental para permitir la formación del vínculo.

Los movimientos del bebé, sus gestos, su llanto, su murmullo acabarán por atraer la mirada de la madre. Si a ella no le agrada el contacto piel con piel y rechaza al niño, bastará con colocar al recién nacido contra el pubis de la madre y esperar. Pueden pasar diez minutos, o más, antes de que se crucen las miradas. Cuando la madre sonríe y tiende la mano hacia su niño, se ha ganado la partida. La insistente mirada del bebé habrá creado un “impulso maternal”, desempeñando así un papel “reparador” de la historia de la madre. Resulta muy positivo proponerle a la madre, durante su estancia en la maternidad, que hable de lo que ha ocurrido en el momento del nacimiento.

En esas delicadas situaciones, llevarse al recién nacido y separarlo de su madre para administrarle los primeros cuidados no urgentes, es impedir que se establezca ese vínculo aun frágil, es crear dificultades suplementarias para el futuro psicoafectivo de ese bebé y esa madre.  Siempre debemos actuar movidos por la preocupación de no hacer daño y es tan importante preocuparse de la salud psíquica como de la somática.

En ocaciones,  el vínculo afectivo no logra establecerse: hay que admitir entonces que una madre pueda venirse abajo cuando nace su hijo. Hay que ofrecerle en seguida la posibilidad de buscar en el fondo de sí misma para encontrarse con su bebé.

La historia de la mamá de Julie

El doctor Pilliot narra La historia de la mamá de Julie que resulta  muy útil para comprender mejor la importancia que tiene este tema.  Se trata de una mujer que perdió a su anterior bebé en el sexto mes de embarazo, en condiciones difíciles y dolorosas. El pasado psicosocial de esa mujer es duro. Este embarazo fue seguido de cerca por los servicios de Protección Materno-Infantil y pudo llegar a las 36 semanas.

El parto se provoca en ese momento a causa de un crecimiento intrauterino retardado que parece grave. Julie nace sin dificultades particulares. Parece tener efectivamente bajo peso, a priori menos de 2000 gr. Al ponerla sobre su madre, ésta grita de miedo, no la mira, vuelve la cabeza hacia otro lado, grita varias veces “me has hecho daño”. Julie es entonces colocada sobre el vientre de su madre, envuelta en un paño caliente. Su mirada es fija y de una intensidad impresionante.

La comadrona comenta en voz baja: “es muy guapa, te está mirando”. Aún así, la madre sigue desviando la mirada hacia las paredes del paritorio, hacia el techo. Después de unos minutos, sus ojos bajan hacia Julie, se enganchan apenas un segundo, y se desvían nuevamente, luego vuelven y se van otra vez. Julie no deja de mirarla ni un segundo, como si esperase que volviese a mirarla. Esa madre necesitó de diez a quince minutos para aceptar la presencia de su bebé, engancharse a su mirada y tenderle las manos sonriendo y llamándola “Julie”. Una hora después, la madre dijo que había tenido mucho miedo porque su anterior bebé también era una niña.

La mirada de Julie desempeñó aquí un papel fundador y reparador para su madre. Esa mujer se convirtió en madre a través de la mirada de su bebé: se sintió mirada como nunca lo había sido, la intensidad y la gravedad de la mirada de su hija la condujeron inevitablemente a entregarse a ella. En cuanto a Julie, con esa madre al principio distante, la baza es importante: está en juego su equilibrio psíquico y afectivo, está en juego su vida. Su mirada es una petición, una súplica hacia su madre: “Quédate conmigo” parece decirle. La mirada que recibe de su madre le permite entonces existir. Se convierte en “ser humano” a través de la mirada de su madre. La verdadera historia entre Julie y su madre reside en la expresión de sus ojos y en ese intercambio que las acerca.

Esta historia ocurrió hace unos quince años, según el Dr. Pilliot. Los servicios sociales nunca han tenido ningún problema con esta madre y su hija.

Un caso sin final feliz

violencia obstétricaContrariamente al caso anterior, relata otro caso que culmina en infanticidio. ¿Qué le ocurrió a aquella mujer frágil que no soportó la delincuencia de su pareja y mató a su bebé de 6 meses?

¿Qué desesperación la llevó a ese extremo?

Al nacer, su bebé tenía una mirada profunda, fulgurante, fulminante, pero ella no la vio porque estaba anestesiada. No le trajeron a su hijo hasta varias horas después de nacer, cuando ya estaba profundamente dormido. El Dr. Pilliot comenta:«Como pediatra, siempre me he preguntado si esa mujer habría llegado a tal extremo de desesperación si hubiera podido tocar a su hijo cuando nació, acariciarlo, olerlo, mirarlo… y recibir su mirada».

En conclusión:

La llegada al Mundo sigue siendo un misterio. Hay un nacimiento corporal que es el parto, y los procesos fisiológicos permiten una rápida adaptación, sometida a nuestra temporalidad. Pero, más allá del parto, también existe un nacimiento psíquico y espiritual, el nacimiento de un ser humano, de una consciencia, de un pensamiento. Se pasa de un mundo intemporal de globalidad, de totalidad, de armonía permanente, a un mundo de discontinuidad y frustraciones.

La protomirada es un puente entre esos dos mundos. Para la madre, la primera mirada de su bebé crea un “impulso maternal” indefectible. Para el recién nacido, el encuentro con otra mirada lo humaniza y lo transforma en ser de consciencia y pensamiento, en ser de deseo, siempre en búsqueda del absoluto original.

Bibliografía:

Dr Marc PILLIOT La mirada del recién nacido Agosto 2005 Artículo: Dr. Marc Pilliot, “Le regard du naissant”. Publicado en los “Cahiers de Maternologie” 2005; 23-24: 65-80 y en “Spirale” 2006; 37: 77-94

Liliana M. Lund

Dr. Leboyer pionero del parto sin violencia

Dr. Leboyer pionero del parto sin violencia

¿Cómo sería nacer con luz tenue, en silencio, con suaves masajes? El Dr. Leboyer lo explica y muestra en éste maravilloso vídeo

El Dr. Leboyer, ginecólogo y obstetra francés, revolucionó la forma de considerar los partos, no era una mujer que paría, sino el nacimiento de un nuevo ser. Fue el primer médico que estudió el trauma del nacimiento y que criticó las condiciones que ofrecían los hospitales del mundo occidental. Gracias a él y sus discípulos, comenzó un largo camino para un cambio fundamental en la forma de nacer. Lentamente se fue abriendo camino y hoy día ya no resulta extraño lo planteado en su teoría. Veamos su interesnte recorrido. Abandonó durante un tiempo su práctica médica para dedicarse a investigar cuestiones relacionadas con el trauma de nacimiento.

Los trascendentes aportes del Dr. Leboyer y el nacimiento sin violencia

Dr Leboyer

El tema que tanto le interesaba se debía a que su propio nacimiento había sido traumático. Su madre sin posibilidad de ser anestesiada, había tenido que ser inmovilizada.

Se preguntaba: “¿Y si el niño siente y está totalmente consciente de lo que pasa?” Con gran empatía se pone en el lugar del bebé:  “Vengo de un lugar a 37 C, en donde he permanecido durante 9 meses casi a oscuras y en total conexión con mi madre, y llego a una sala fría, con mucha luz y no se me trata sin respeto. Se me corta mi única fuente de oxigeno antes de que haya aprendido a usar mis pequeños pulmones, además me ponen boca abajo ,… SOCORRO!… Lloro…Y ellos sonríen, están contentos”.

A partir de su investigación, este obstetra francés impulsó y popularizó el uso de técnicas suaves durante el parto. Puso énfasis en la inmersión de los recién nacidos en agua tibia para facilitar su transición hacia el mundo exterior. Después de años de estudio, proclamó que el bebé tenía «derechos» durante el parto,  comenzando a desarrollar nuevas ideas sobre el proceso de nacimiento. A través de sus obras, ha demostrado que el ambiente emocional del nacimiento produce un profundo impacto sobre la vida del individuo.

El Método Leboyer:

Fue creado por el Dr. Fredrick Leboyer en la década de 1970 y fue explicado en su libro titulado «Nacimiento sin Violencia» publicado en 1975. En 1976, publica Shantala que complementa su método. Su principal objetivo era evitar o minimizar el trauma y las tensiones experimentadas por el bebé en el momento del parto y de su nacimiento.

nacimientoÉl afirmaba con convicción, que los bebés que nacían en ambientes tranquilos eran más felices y se sentían más contenidos.  Con este método se ayudaría a la madre  a su vez, a reducir sus tensiones y miedos. También, la haría sentirse más alegre y contenida cuando llegara el momento de dar a luz a su bebé.

El Método de parto Leboyer, es partidario de dar a luz en un cuarto apacible y calmo, con iluminación tenue o casi a oscuras. También, recomienda no ejercer presión sobre la cabeza del bebé a fin de que el mismo pueda llegar al mundo de la manera más natural posible. Luego, el bebé será colocado sobre el vientre materno inmediatamente después de nacer. A continuación, se le practicará un suave masaje al bebé para estimular su respiración. En principio, el Dr. Leboyer recomendaba que los doctores fueran los encargados de realizar estos masajes, aunque actualmente, son las mamás las que los realizan personalmente.

El sostener a su bebé recién nacido creará un vínculo de amor inmediato entre la madre y su hijo/a. Por otra parte, el cordón umbilical del bebé no debe ser cortado hasta que deje de latir. El hecho de esperar el tiempo suficiente para cortar el cordón umbilical, permitirá que el bebé pueda respirar por sí mismo por primera vez, una vez que esté preparado para hacerlo por sí mismo. El método Leboyer, además aconseja que el bebé sea colocado en una bañera tibia por un breve período de tiempo luego de su nacimiento. De ésta forma, es como un medio que permite recrear la atmósfera de la cual proviene.

Sobre el «Masaje ancestral»

masaje de bebésDurante su investigación, realizó un viaje de varios meses a la India. Allí conoció a una madre, en las calles de Calcuta, dando un masaje a su bebé recién nacido. Se trataba de una técnica ancestral que solucionaba de un modo efectivo y armonioso, las consecuencias del trauma de nacimiento.

Leboyer nombró a ésta técnica con el nombre de aquella mujer india: Shantala. En éste libro explica las razones por las que el masaje de los bebés, resulta tan positivo ….”Tras el calor del seno materno,  después del abrazo que es el nacimiento, llega la soledad helada de la cuna y entonces surge una fiera, el hambre, que muerde al bebé en las entrañas. … ¿Cómo calmar semejante angustia? ¿Alimentar al niño? Sí. Pero no solo con leche. Hay que abrazarlo, acariciarlo, acunarlo… y masajearlo…»

 

La confirmación de su teoría:

Años más tarde, Michel Odent, Thomas Verny, entre otros, recopilaron cientos de estudios científicos realizados en los últimos 40 años sobre el periodo perinatal. La conclusión fue que queda claro que el bebé es una persona que siente y recuerda. Estos estudios han demostrado como nuestro nacimiento, traumático en la gran mayoría de los casos, se manifiesta en nuestra vida de adultos. Aparecerá en forma de miedos, de angustia, de falta de confianza en los demás y en la vida, de cólera y rabia…

Por lo tanto, el Dr. Frederick Leboyer estaba en lo cierto sobre lo mucho que perciben los bebés y la gran importancia de cuidar la forma en que nace todo ser humano.

 

Liliana M. Lund

Traumas infantiles Nadine Burke Harris

Traumas infantiles Nadine Burke Harris

Nadine Burke Harris : los traumas infantiles afectan a lo largo de toda la vida

 

traumas infantiles

La pediatra Nadine Burke Harris, explica en esta videoconferencia, que los traumas infantiles no son algo que se supere al crecer. El repetido estrés por abuso, negligencia, padres luchando por su salud mental o abuso de sustancias, tienen un efecto tangible y real en el desarrollo del cerebro. Por desgracia, sus efectos se harán sentir a lo largo de la vida de éstas personas, hasta el punto que aquellos que han experimentando altos niveles de trauma tienen el triple de riesgo de padecer enfermedades del corazón o cáncer de pulmón.

Por este motivo, enfoca su práctica clínica en que se conozca este factor poco conocido pero muy común en la infancia. Factor que a su vez, tiene un impacto profundo en la enfermedad adulta: el trauma.

Cuando trataba niños de un barrio pobre de San Francisco, observó que muchos niños que iban a su consulta, habían experimentado trauma infantil. Así, comenzó  a estudiar como la exposición en la infancia a ciertos eventos negativos, afectaban al desarrollo cerebral del niño, así como luego, de adultos, en su salud.

Comprendiendo esta poderosa correlación, Burke Harris fundó el Center for Youth Wellness, (Centro de bienestar juvenil), una iniciativa del Centro de salud infantil de California: California Pacific Medical Center Bayview Child Health Center. En. este centro buscaban desarrollar un modelo clínico para reconocer y tratar de forma efectiva, el estrés tóxico en los niños.

Con su trabajo, la autora espera que el sistema sanitario revise la relación de los factores de riesgo sociales. Así, se podría mejorar las intervenciones médicas que interactúan con el daño del impacto que tiene el estrés. Desde esta óptica, se tendría una mejora importante de la salud de la población, especialmente en barrios pobres.

 

Liliana M.Lund.

 

Vídeo sobre trauma infantil subtitulado en español
El maravilloso inicio de la vida humana.

El maravilloso inicio de la vida humana.

Un vídeo fascinante desde la concepción al nacimiento

 

En esta entrada quiero compartir uno de los mejores vídeos documentales  que he visto de El maravilloso inicio de la vida. Se llama La odisea de la vida y es de origen francés y explica desde la concepción hasta el parto.  Explica el proceso a cada paso y resulta realmente como si lo estuviéramos presenciando.

Verlo así parece todo muy fácil, pero sin embargo un embarazo sólo se logra en un 20%. Serán muchos los obstáculos que se pueden ir interponiendo y que puedan impedir el encuentro del óvulo con el espermatozoide o la anidación en el útero materno.

Enternece ver como las primeras células que darán lugar al corazón, comienzan a latir. Como  entre las 9 y 12 semanas ya está completamente formado. También se verá y explicará todo sobre la placenta, como funciona, las sustancias que puede filtrar y las que no, etc

Luego, el desarrollo del sistema nervioso embrionario, del sexo y los logros que va haciendo a cada mes… sus movimientos, cuando tiene hipo y su explicación, sus pataditas. Su preparación para el parto. Así llegamos al parto en sí, sus padres preparados, la epidural y como el bebé atravieza el canal de parto, como va a rotar. Finalmente mamá recibe a su bebé y papá corta el cordón. Por fin, veremos el bebé, luego de todo el proceso de su desarrollo.

Además de ser muy ilustrativo todo el desarrollo, está realizado de forma amena y con buena música. Su calidad visual y conceptual hacen de éste un buen vídeo para enseñarle a los niños, con edad adecuada, el proceso de fecundación y gestación.

¡Realmente es un milagro!   Es ¡¡el maravilloso incio de la vida!!

 

Liliana M. Lund

¡Sería fantástico conocer tu opinión!

 

Harlow y la necesidad del afecto en bebés

Harlow y la necesidad del afecto en bebés

Vídeo documental sobre las investigaciones de H.Harlow

HarlowHarlow, psicólogo investigador estadounidense, quería comprobar la importante necesidad de afecto de los bebés. Pretendía demostrar que la necesidad de afecto es incluso más fuerte que el hambre. Ante la imposibilidad de experimentar con recién nacidos, investigó con monos bebés cuyo comportamiento es similar a los humanos.

Los experimentos de Harlow, junto con las observaciones de René Spitz, marcaron un límite claro a la forma de tratar a los niños institucionalizados. Una de las diferencias entre ambos, consistió en el método utilizado. H. Harlow realizó sus investigaciones experimentando con monos bebés, mientras que Spitz se basó en la observación directa. Hasta estos hallazgos, no se comprendía el motivo por el que algunos bebés sanos, comenzaban a decaer e incluso llegaban al punto de dejarse morir (marasmo).

Los descubrimientos de Harlow:

En el año 1961, Henry Harlow publicó varios de sus hallazgos en sus experimentos realizados con monos bebés. Es verdad que la experimentación con animales, por lo general, es cruel  pero en las décadas de los 50 y 60, eran una práctica habitual.

Gracias a estos experimentos, se hicieron importantes descubrimientos extrapolables a los humanos. A partir de éstos estudios, se pudo valorar aún más el efecto de la necesidad afectiva de los bebés. En la parte inferior del artículo se encuentra una de las filmaciones de sus investigaciones mostrada en su conferencia «El amor materno» en 1958.

La preferencia de los monitos por las monas de alambre cubiertas de felpa era mucho más notable que las frías monas con biberón.
mono de felpa

Desde la mona de felpa bebe de la mona de alambre

Se demostró que aunque no recibieran alimento, una mona de  alambre cubierta de felpa era preferida por los bebés. Aunque fueran separados de ésta por varios meses, volvían con ella a demostrarles su amor. Habían establecido una relación afectiva, un vínculo afectivo con ella y les permitía sentirse más seguros.

Debajo está la filmación original que realizó Harlow con los monitos bebés.

 

Liliana M. Lund

EXPERIMENTOS SOBRE LA NECESIDAD DE AFECTO Y PROTECCIÓN EN MONOS BEBÉS

Pin It on Pinterest