Evitar el estrés, 12 ideas para lograrlo

Evitar el estrés, 12 ideas para lograrlo

Es importante en todas las personas pero resulta fundamental durante ciertas etapas como para lograr la concepción, durante tratamientos para la infertilidad y durante el embarazo

 

reducir el estrésEvitar el estrés es en estos casos especialmente importante por los efectos que provoca. En el primer caso, o sea durante la gestación, afecta al desarrollo embrionario y dificulta la preparación psicofísica de la madre antes del nacimiento. Este tema fue desarrollado en el artículo sobre los Efecto del estrés en madres y bebés intraútero

Evitar el estrés es fundamental de por si en aquellas parejas que desean concebir un hijo ya que afecta en el proceso reproductivo, tanto en el hombre con la producción espermática como a la mujer en distintas fases .

En cuanto a los tratamientos de infertilidad y reproducción asistida, va contribuyendo a producir un fuerte desgaste emocional. Las largas esperas, los horarios de la medicación,  los diversos estudios y ciclos que obligan a estar pendientes resultan bastante agotadores por lo que evitar el estrés o reducirlo resulta muy beneficioso.

Las recomendaciones más habituales suelen ser:

Ejercicios de relajacevitar el estrésión progresiva muscular: consiste en ir contrayendo la musculatura gradualmente desde los pies hasta el cuero cabelludo. Se tensan y luego se distienden.

Ejercicios de respiración diafragmática: son respiraciones profundas hasta llenar de aire el estómago, retener un momento y exhalar lentamente el aire. No hay que inhalar demasiado aire porque nos provocaría mareos por sobreoxigenación

Practicar la meditación: según diversos estudios, resulta sumamente positivo y relajante tanto para el organismo como para conseguir un estado de paz mental.

 

Ideas adicionales para evitar el estrés:

evitar el estrés

Baño relajante

 

Tomarse un rato libre para darse un buen baño relajante y mimar tu cuerpo.

 

 

evitar el estrés

Escritura terapéutica

 

 

La escritura terapéutica se puede realizar de forma sencilla relatando aquellas cosas que nos preocupan. Similar a un diario, permite una «ventilación emocional», es decir poder desahogarnos poniendo en palabras lo que nos preocupa.

evitar el estrés

Masaje relajante

 

 

Darse un masaje relajante no necesariamente requier acudir a un centro especializado. También es una excelente oportunidad para dárselos mutuamente en  pareja y facilitar un momento especial de encuentro  y gratificante.

 

evitar el estrés

Un buen libro

 

 

Un buen libro de los que te cuesta dejar de leer es otra estupenda idea para mantener la mente ocupada en cosas alejadas de la realidad cotidiana. En el caso de que el estrés sea muy elevado, puede que impida la concentración en la trama de una historia. En ese caso, otra opción puede ser un libro de relatos cortos, incluso existen los «micro relatos».

crisis

Paseo

 

 

 

Disfrutar de paseos en contacto con la naturaleza. La simple contemplación de árboles y jardines en un parque tranquilo o en medio del campo proporciona serenidad.

 

evitar el estrés

Bajo la lluvia

 

 

También pueden ser paseos incluso bajo la lluvia que fomentan la complicidad al abrigo de un paraguas o mirando la lluvia desde una cafetería.

 

 

evitar el estrés

Paseo en bicicleta

 

 

 

 

¿Qué tal un paseo juntos en bicicleta? Hay sitios bonitos donde se pueden alquilarsi no dispones de una.

evitar el estrés

Natación

 

 

 

 

La natación es otro buen recurso para relajar cuerpo y mente. Además es un ejercicio aeróbico muy saludable.

 

evitar el estrés

Columpiarse

 

 

 

¿Te animas a columpiarte como en tu infancia? Revivir esos momentos de juego y diversión, suele ser muy gratificante.

 

 

Espero que estas ideas te resulten buenas y seguro que se te ocurrirá alguna más. Busca que se adapta a tus gustos o posibilidades y te ayude a lograr emociones y pensamientos positivos.

Liliana M. Lund

 

 

La maternidad era esto…y yo no lo sabía!!

La maternidad era esto…y yo no lo sabía!!

  ¿Qué sabes sobre los cambios emocionales que acompañan el transformarse en padres?

maternidad feliz acontecimiento

Un feliz acontecimiento

Resulta bastante frecuente encontrarnos en la consulta con madres primerizas que se lamentan de no haber sido mejor informadas o de no estar  mejor preparadas para lo que les deparaba el proceso de transformarse en madre. Tanto durante el embarazo, el parto o las primeras semanas después de nacer el bebé, implican muchos cambios.

La paternidad en sí es un acontecimiento importante en las vidas de las personas, más allá de sexos o roles y que traerá aparejado un indispensable salto evolutivo, se pasa de hijos a padres. Sin embargo, y a diferencia de los hombres, son las mujeres quienes vivirán en primera persona , en vivo y en directo, el milagro de la vida. Ellas pondrán sus cuerpos para albergar y cobijar  nada menos que a otro ser humano.  Son vivencias trascendentes que nos transforman, nos harán crecer, cambiar algunas cosas como la manera de ver la vida o las prioridades del día a día. Pero también implican temores de diferente índole.

Por este motivo es importante realizar los cursos de preparación al parto y/o de posparto ya que despejarán dudas y permitirán ir aumentado la seguridad en nuestras capacidades de gestar, parir y criar a nuestro bebé.

Análisis del trailer:

Quería compartir con vosotros en este artículo, el trailer de una película francesa que se acerca a la experiencia materna sin eludir los miedos o la soledad que pueden presentarse en el embarazo y la crianza, ni reproducir la habitual dicotomía de la buena y la mala madre. Se centra en la experiencia materna desde su propio punto de vista, es por lo tanto un acontecimiento cinematográfico destacable. La película gira en torno a las experiencias de una madre y un padre primerizos que ven sus vidas alteradas por la llegada de su hija. “Éramos felices y estábamos enamorados. No había nadie más en el mundo”…

El film se estructura en tres etapas, coincidentes con las fases de la maternidad: embarazo, parto y primera crianza o enfrentamiento a un nuevo universo vital. El embarazo y sus molestias lógicas se tratan con humor y comicidad en el cine. Comparte lugares comunes como los vómitos, la resistencia al cambio físico, las alteraciones y los bruscos cambios de humor o la sensación de no controlar su cuerpo. La protagonista también muestra una rebeldía como un rechazo a esa idea homogénea y despersonalizada de la mujer embarazada que se define en tanto que futura madre y no mujer.

La maternidad es un estadio lleno de problemas emocionales que exige ubicarse en una vida en la que el bebé es el centro. Los problemas físicos que la película expone no son pocos: estrías, problemas con el perineo, hemorroides, dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales. El amor absoluto, la fusión con otro ser, de la que la protagonista habla, no son suficientes para llenar el vacío que le ha producido el nacimiento de su hija. Tampoco son suficientes para renunciar a tu proyección profesional.

Películas como Un feliz acontecimiento, exponen la realidad de la maternidad desde múltiples puntos de vista permitiendo analizar sus diferentes aspectos desde una óptica diferente y en la que se trata de exponer una maternidad realista y no idealizada.

Liliana M. Lund


¿Cómo se hace una estimulación prenatal?

¿Cómo se hace una estimulación prenatal?

La importancia de la estimulación prenatal y su conexión emocional

 

estimulación prenatal

Diario de embarazo

La primera cosa fundamental de la estimulación prenatal, es comenzar a crear un vínculo emocional con el bebé. Es decir, comenzar a «conectar» y relacionarse con ese hijo/a que va creciendo en tu interior e ir creándole un lugar, en tí en la pareja y en la familia.

En cuanto a la estimulación prenatal al bebé hay distintas cosas que podemos hacer. Desde que está en el vientre, con la voz, hablándole, por medio de la lectura o con música, la que más nos guste y nos lleve a un estado de tranquilidad, siempre tratando de no excitar  al bebé. Puedes contarle cosas, leerle cuentos o cantarle.

Alrededor de los 4 meses ya es totalmente capaz de escuchar y podrá entonces escuchar el latido de tu corazón, los ruidos internos, tu voz… Por eso, cuando el bebé ya ha nacido se tranquiliza estando cerca de su mamá, tu voz le da seguridad.

Esto facilita la comunicación con el bebé, permite transmitirle nuestro amor así como estimular al pequeñín según su etapa de desarrollo fetal.

Resulta muy positivo compartirlo con el papá o los hermanos y fomentar también con ellos un buen vínculo haciéndolos partícipes de este proceso, recordando también que a nadie le gusta sentirse excluido y transformándolo en un momento especial familiar.

A través de las caricias, con suaves masajes con tus manos lleva a un estado de relajación. Por otra parte, esta presión suave produce unas vibraciones que se transmiten en el líquido amniótico y que el embrión o feto captará a través de sus nervios periféricos estimulando su cerebro. Un buen momento para hacerlo puede ser durante el baño o cuando te acuestes a descansar.

LLevar un diario prenatal:

Si quieres, una buena idea es hacerte un diario prenatal de las cosas que vas/van haciendo y apuntar cómo responde. Irás notando las cosas que le gustan más y así irás fortaleciendo la relación con él, creando un buen vínculo. Puede que a ti te guste mucho una música fuerte y marchosa pero al bebé no y te lo hará saber con sus movimientos más agitados, lo sabrás créeme.

Por eso, también es importante hacer las cosas con sentido común y tener en cuenta que los estímulos que necesita son mayormente suaves y tranquilos. Puedes ponerle las ecografías o comentar cómo te vas sintiendo a medida que el embarazo avanza. Además, poder volver a leer algún día ese diario y lo que fuiste sintiendo, cambiando, soñando… te gustará así como a él o ella le gustará leer cuando sea mayor.

Francoise Doltó (importante psicoanalista francesa) hablaba de un lenguaje mental que los bebés antes y después de nacer, podían comprender. Resulta muy agradable sentir que puedes comunicarte con tu bebé desde muy temprano y que después de nacer también podrás hacerlo.

Sin embargo, de todas las cosas posibles, lo que mejor le hará, será el sentir que hay un lugar esperándole así como será positivo para la pareja el sentir que está creando, deseando también ese lugar especial para poder compartirlo con él/ella. 

Los beneficios de estos momentos compartidos son para todos y al incluir a tu pareja permite que se sienta más partícipe ya que no hay que olvidar que no lo vive desde su cuerpo. De esta forma irá teniendo un papel más activo tanto durante la gestación como después de su nacimiento.

Liliana M. Lund

Maternidad en solitario vs madre ideal

Maternidad en solitario vs madre ideal

 

Comprender y sobrellevar la maternidad en solitario

maternidad en solitarioAlgunas mujeres deciden vivir una maternidad en solitario, es decir, sin otras personas que brinden su apoyo como pareja, familia, etc.  Aceptan la situación como se les presenta sabiendo que no podrán ser como una «madre ideal», o como se suele creer que lo son.

Hay veces en que las situaciones nos alejan de esa imágen de madre que soñábamos. Esa en la que se ve a la pareja de padres con un bebé sanito, abuelos que ayudan orgullosos, todos ellos muy felices…difiere de la vivencia de la maternidad en solitario.

Hay mamás o futuras mamás que tienen que enfrentarse a todo lo que implica la maternidad, solas. Con sus temores a cuestas, con sentimientos de desvalimiento, de angustia, de no ser capaces, de «no poder», que les viene grande todo lo que se avecina…

Puede que en realidad no estén solas pero sí que se sientan así, que no son escuchadas o comprendidas. Otras realmente lo están y lógicamente, todo les resulta muy abrumador.

Pero es que los entornos y situaciones ideales son eso: «ideales» y por lo tanto no reales. Lo ideal estaría rozando la perfección y como tal eso no existe. Por lo tanto, lo que se generará es un sentimiento de frustración e incapacidad que obstruirá la visión de nuestros auténticos y genuinos recursos.

En el mundo real nos pasan cosas, nada es tan perfecto como imaginamos. Hay mujeres que efectivamente parecen tenerlo todo y por eso dan esa imagen de madre ideal, pero lo cierto es que también les pasan cosas, otras cosas diferentes.

¿Cómo se puede obtener apoyo?

Quizás no hay una pareja o futuros abuelos que apoyen y ayuden a estas mamás pero en cambio puede que haya otras personas que puedan cubrir esos vacíos. Quizás si miramos mejor a nuestro alrededor haya quienes estén dispuestas a colaborar, participar, también existen amigos, doulas, foros… variables que pueden ayudar a sentirse mejor.

Otra posibilidad es buscar cerca de nuestro entorno otras madres o mujeres en situación similar o con intereses comunes con quienes compartir tus vivencias. Ellas puedan aportar un entorno enriquecedor así como una fuente de apoyo. Lo cierto es que son muchas quienes sienten ésta necesidad y se han creado grupos de madres dónde desarrollan actividades diversas con  niños incluidos.

Lo importante es aprender a pedir ayuda si no estamos bien, en vez de encerrarnos en nosotras mismas, en el silencio, porque nadie podrá adivinar cómo nos sentimos. Pedir ayuda es el primer gran paso que hay que hacer ante cualquier situación con la que podamos sentir que “no podemos” en cualquier momento de nuestra vida.

Liliana M. Lund

La función del padre en la pareja parental

La función del padre en la pareja parental

Los aportes de la función del padre.

Durante el proceso de transformarse en padres, es la mujer la principal protagonista. Es lógico  ya que los grandes cambios ocurren en ellas, pero ¿cuál es la función del padre durante esta transformación?

Hagamos una revisión.

La paternidad puede ser definida como el proceso psico-afectivo por el cual un hombre realiza una serie de actividades concernientes a:

  • concebir,
  • proteger,
  • aprovisionar y
  • criar a cada uno de sus hijos.

La raíz biológica de la paternidad se sitúa en el impulso instintivo de supervivencia. El deseo del hombre es sobrevivir en el hijo, otorgándole su nombre, hecho registrado a lo largo de la historia  por medio de ritos, religiones y costumbres.

Al igual que la mujer, el hombre también sufre intensas ansiedades durante el embarazo. Suele estar culturalmente obligado a callar a fin de no ser considerado débil o disminuido en su virilidad. AI no poder comprobar en sí mismo el desarrollo embrionario, como lo hace la mujer, queda librado a fantasías inconscientes, terroríficas e intensas. Son frecuentes las dudas de si tendrá capacidad de engendrar objetos íntegros y sanos. También de si será capaz de asumir adecuadamente su rol paterno. El embarazo de la mujer siempre produce en el varón la necesidad de buscar un equilibrio interno con relación a conflictivas infantiles. La traba más frecuente que impide mantener una adecuada sexualidad es la identificación de la esposa con la propia madre. Pueden predominar la envidia a la capacidad creativa de la mujer, sentimientos de abandono y celos que llevan a percibir a la pareja como poco satisfactoria.

La pareja y sus cambios:

El primer embarazo, si bien es  una situación de crisis, puede ser también una experiencia de apertura y un comienzo que estimula poderosamente las potencialidades para la intimidad, el cuidado y la ternura mutuos. Se habla de crisis en cuanto a que provoca una serie de cambios individuales y de pareja.

La pareja necesita resolver esta crisis evolutiva en forma compartida, tanto las ansiedades por el presente, revivir el pasado, como los proyectos del futuro.

Tendrán que volver a elaborar su alianza como pareja, expandir su relación, comunicar sus sentimientos mutuos e intercambiar sus vivencias respectivas. Es entonces también una oportunidad de crecer junto a su pareja.

Muchas parejas que esperan un hijo revisan, tanto juntos como individualmente, sus recuerdos de infancia. Descubren en la propia experiencia de llegar a ser padres, un nuevo tipo de reconciliación con sus progenitores. El ingreso de un nuevo miembro significará una transición, conciliación y renunciamiento, dando lugar a una nueva estructura familiar.

¿Cuál es la función del padre en el embarazo?

El hombre puede imaginarse más fácilmente su función, su aporte para cuando haya nacido el bebé. Atender al niño cuando la madre necesite descansar, en las visitas médicas, etc. Sin embargo, suelen sentir que no pueden aportar nada durante el embarazo. Esto no es así. Durante el embarazo, es verdad que será la mujer quien viva los cambios físicos pero necesitará apoyo emocional. En muchas ocasiones, las futuras madres se sienten frágiles y vulnerables, así como otras, rozarán la omnipotencia.

El padre es el soporte emocional de la madre. Ella necesitará en quien apoyarse, con quien compartir tanto sus sueños como sus temores, que le proporcione equilibrio. La madre, para poder ofrecer un buen “holding” o sostén a su bebé, necesita ella misma ser sostenida adecuadamente por su pareja. Para poder hacerlo, el padre a su vez, debe ser sostenido por el entorno.

El cambio de algunas prácticas médicas , como ser el ingreso a sala de partos o a las salas de cuidados intensivos del bebé, etc., son situaciones que produjeron un fuerte aumento en el compromiso paternal. EI incremento de participación del padre en el momento del nacimiento resultó una influencia positiva en la relación padre-bebé

Las diferencias en el estilo paternal y maternal tienen que ver con las contribuciones biológicas diferentes. Las funciones de la madre y el padre se complementan y posibilitan mayores efectos en la socialización y desarrollo del niño.

Liliana M. Lund

Pin It on Pinterest