La mirada del recién nacido

La mirada del recién nacido

 

Es una mirada única, profunda e irrepetible y fundadora del vínculo madre-hijo

 

Uno de los temas más fascinantes, al menos para mí, es el de la mirada del recién nacido. Se trata de una mirada única, profunda y conmovedora. Hasta hace un par de décadas atrás, las madres hablaban de esa mirada tan especial desde su intuición maternal asegurando que sus bebés las veían. Sin embargo, por aquellos tiempos, la ciencia lo negaba, así como las sonrisas, que eran sólo un reflejo. Pero esas mamás lo sabían, como tantas cosas, desde su saber de madre y estaban en lo cierto. Un motivo más para para confiar en esa intuición maternal, ese saber que es producto de esa conexión simbiótica y profunda entre dos seres.

El pediatra francés Dr. Marc Pilliot ha escrito un interesantísimo artículo sobre éste tema. Él considera que con la “primera mirada” del bebé recién nacido nos situamos de lleno en tres dimensiones: lo somático o biológico; lo emocional y psicológico, y también en lo espiritual o de búsqueda de sentido. Evidentemente, se necesita un soporte somático que se ha desarrollado durante toda la vida embrionaria y fetal, pero esa mirada nos sumerge bruscamente en una fortísima emoción y su intensidad se acerca al misterio, incluso a la espiritualidad.

Es una mirada “fundadora”. Por ese motivo, propone llamarla “Protomirada” (del griego prôtos = primero) para transmitir por un lado que se trata efectivamente de la primera mirada y, por otro, que esa mirada es distinta de todas las que vendrán después: las miradas de los días siguientes al nacimiento serán a menudo muy intensas, pero no dejan de ser miradas de atención, de observación, de asombro, y ninguna tendrá la fuerza de esa mirada de los primeros minutos en que se establece el vínculo.

El mundo del que proviene el bebé se caracteriza por la completud de un sistema interactivo donde no le faltará nada, desconocerá el hambre, la soledad o el silencio. El desarrollo sensorial del bebé antes de nacer, le permite estar «conectado» con su madre: su voz, los latidos del corazón, los sonidos exteriores o los ruidos intestinales. Los ojos están operativos desde antes del nacer. Lo humano comienza antes del nacimiento y el recién nacido llega al mundo con rastros mnemónicos, con una historia y una experiencia ya memorizadas. Antes de nacer el feto encuentra su universo y se impregna de él. El nacimiento representa pues una ruptura: todo cambia y hay que volver a empezarlo todo, a pensarlo todo.

El recién nacido tendrá que aclimatarse a la vida en otro mundo. Su cuerpo se acomoda fácilmente gracias a sus sistemas fisiológicos de adaptación. Pero la mente del feto, que ha conocido la totalidad original de la que procede y de la cual se ha visto bruscamente arrancado, “grita” de miedo (o de protesta) por la pérdida de su mundo original. Según Pilliot, tal vez sea ése el origen del llanto en el momento del nacimiento. Ningún otro mamífero llora de ese modo; no se trata entonces de una adaptación respiratoria como se suele creer.

mirada recién nacido

Será la madre quien instaure una continuidad, una coherencia entre los dos mundos. Ella puede mostrarle el camino, pues ha llevado en sí el universo anterior de su hijo, pues ella misma ha vuelto a su propio mundo fetal durante el embarazo, por su propia memoria corporal. Y la sensorialidad le abrirá las puertas. Los sentidos indican una presencia. Gracias al cuerpo de su madre y pegado a él, piel con piel, el recién nacido volverá a encontrar el tacto, el envolvimiento, los olores, los sabores (el calostro tiene el mismo sabor y olor que el líquido amniótico), la voz, los ruidos respiratorios, el ritmo del corazón… El recién nacido descubre entonces el mundo como forma nueva de su mundo anterior. La vista, la mirada traerán informaciones inesperadas y darán sentido a todo ese desbarajuste. Ese elemento es fundamental: representa el paso del nacimiento-parto al nacimiento psíquico. Todo adquiere “significado”.

 

¿Por qué decimos que esa mirada es única y que ya no volverá a mirar así?

Porque esa mirada se produce en un momento muy particular que tiene lugar ni bien se produce el parto (normal, fisiológico y sin contratiempos), y que dura entre una y dos horas . Durante éste tiempo, el índice de catecolaminas* es 20 veces mayor que la de un adulto en reposo. El bebé está en un estado de vigilia tranquila y alerta que favorece el aprendizaje y la adaptación.

Es el momento de los padres de descubrir cómo es su hijo/a así como para el bebé de reencontrarse con olores y sabores conocidos ya que el calostro sabe igual que el líquido amniótico. Así, descansando sobre el pecho de su madre, irán creando juntos ese vínculo fundamental y de conocer a esos seres que intuía y que forman parte de su nuevo mundo.

*catecolaminas: son hormonas producidas por las glándulas suprarrenales.  Son secretadas en la sangre cuando una persona está bajo estrés físico o emocional. Las mayores catecolaminas son: dopamina, norepinefrina y epinefrina (que solía llamarse adrenalina).

Artículo: Dr. Marc Pilliot, «Le regard du naissant»

Liliana M. Lund

La maternidad era esto…y yo no lo sabía!!

La maternidad era esto…y yo no lo sabía!!

  ¿Qué sabes sobre los cambios emocionales que acompañan el transformarse en padres?

maternidad feliz acontecimiento

Un feliz acontecimiento

Resulta bastante frecuente encontrarnos en la consulta con madres primerizas que se lamentan de no haber sido mejor informadas o de no estar  mejor preparadas para lo que les deparaba el proceso de transformarse en madre. Tanto durante el embarazo, el parto o las primeras semanas después de nacer el bebé, implican muchos cambios.

La paternidad en sí es un acontecimiento importante en las vidas de las personas, más allá de sexos o roles y que traerá aparejado un indispensable salto evolutivo, se pasa de hijos a padres. Sin embargo, y a diferencia de los hombres, son las mujeres quienes vivirán en primera persona , en vivo y en directo, el milagro de la vida. Ellas pondrán sus cuerpos para albergar y cobijar  nada menos que a otro ser humano.  Son vivencias trascendentes que nos transforman, nos harán crecer, cambiar algunas cosas como la manera de ver la vida o las prioridades del día a día. Pero también implican temores de diferente índole.

Por este motivo es importante realizar los cursos de preparación al parto y/o de posparto ya que despejarán dudas y permitirán ir aumentado la seguridad en nuestras capacidades de gestar, parir y criar a nuestro bebé.

Análisis del trailer:

Quería compartir con vosotros en este artículo, el trailer de una película francesa que se acerca a la experiencia materna sin eludir los miedos o la soledad que pueden presentarse en el embarazo y la crianza, ni reproducir la habitual dicotomía de la buena y la mala madre. Se centra en la experiencia materna desde su propio punto de vista, es por lo tanto un acontecimiento cinematográfico destacable. La película gira en torno a las experiencias de una madre y un padre primerizos que ven sus vidas alteradas por la llegada de su hija. “Éramos felices y estábamos enamorados. No había nadie más en el mundo”…

El film se estructura en tres etapas, coincidentes con las fases de la maternidad: embarazo, parto y primera crianza o enfrentamiento a un nuevo universo vital. El embarazo y sus molestias lógicas se tratan con humor y comicidad en el cine. Comparte lugares comunes como los vómitos, la resistencia al cambio físico, las alteraciones y los bruscos cambios de humor o la sensación de no controlar su cuerpo. La protagonista también muestra una rebeldía como un rechazo a esa idea homogénea y despersonalizada de la mujer embarazada que se define en tanto que futura madre y no mujer.

La maternidad es un estadio lleno de problemas emocionales que exige ubicarse en una vida en la que el bebé es el centro. Los problemas físicos que la película expone no son pocos: estrías, problemas con el perineo, hemorroides, dificultades a la hora de mantener relaciones sexuales. El amor absoluto, la fusión con otro ser, de la que la protagonista habla, no son suficientes para llenar el vacío que le ha producido el nacimiento de su hija. Tampoco son suficientes para renunciar a tu proyección profesional.

Películas como Un feliz acontecimiento, exponen la realidad de la maternidad desde múltiples puntos de vista permitiendo analizar sus diferentes aspectos desde una óptica diferente y en la que se trata de exponer una maternidad realista y no idealizada.

Liliana M. Lund


Derechos de un bebé prematuro

Derechos de un bebé prematuro

¿Sabías que un bebé prematuro también tiene derechos legales?

 

Así es, un bebé prederechos de un bebé prematuro maturo tiene derechos. Hoy quiero compartir aquí una bonita historia real. Considero sumamente importante que todos los futuros padres estén al tanto de éstos derechos para el bien, tanto del niño como de sus padres, especialmente de su madre.

Es verdad que el ingreso en Neonatología tiene su razón de ser en la mayoría de los casos y es para bien del recién nacido. Pero no todos los casos son iguales y hay veces que ésto no es necesario e incluso puede ser contraproducente tanto para el bebé como para su madre. Hay veces que es una cuestión de la aplicación de protocolos de actuación médica preventiva de ciertos aspectos pero no de otros. Los aspectos emocionales también son vitales para el bebé.

Cuando se desencadena un parto prematuro, todo suele ocurrir con mucha rapidez. La madre normalmente no suele estar preparada para un parto que se anticipa a su parto soñado, esperado… y emocionalmente se interrumpen sus «tiempos».

Si a ésto le sumamos el no poder estar junto a su bebé recién nacido, la angustia se suele apoderar de la mamá. Por supuesto que la angustia también se apodera del bebé. De pronto está en un lugar extraño y sin la voz o los latidos de su mamá. Lejos de lo poco que conoce en ese extraño y hasta tal vez hostil, mundo exterior. Para un recién nacido, todos esos estímulos externos resultan aterradores por lo que le es indispensable estar junto a su madre.

Madre y bebé necesitan estar juntos, restablecer su unión y poder iniciar un saludable vínvulo madre-hijo/a.

Ésta historia pertenece a: elhadadelosgirasoles.com

Aquí les dejo el relato de su madre:

El bebé que puso una queja para el servicio de Neonatología

Posted on 

Sabéis que Ethan nació prematuro. Que estuvimos separados casi 30 horas (aunque pudimos conocernos antes y enamorarnos) porque lo recluyeron en una incubadora lejos de su mamá.derechos de un bebé prematuro

Su destino habría sido pasar en neonatos el mes y medio que le quedaba hasta cumplir la semana cuarenta de gestación, con visitas de sus papás cada tres horas (de 12 de mediodía a 9 de la noche). Pero no fue, porque este chiquito puso su primera queja en un servicio de atención al paciente y surtió efecto.

 

Donostia 12 – Septiembre – 2012

Les saluda atentamente, y en mi representación legal, mi padre, Santiago R. G, a mí Ethan R. A;             

Mi queja más personal ante la conculcación del derecho, después de mi nacimiento, a estar con mi madre piel con piel tras dicho nacimiento “prematuro”, con un peso de 2,450 kg, una altura de 45 cm y unas constantes vitales, en este momento que no precisaría estar ingresado en el ala de neonatología, y porque quiero instaurar el vínculo con mi madre y no tener estrés, al igual que no deseo que mi madre, con cesárea, se estrese por no poder tenerme a su lado.

Y mi estancia en neonatología por haber nacido con 34 semanas y tres puede estar hecha desde la buena fe pero siempre tiene que prevalecer el derecho del niño y de la madre a estar juntos cuando no hay fuerza mayor que los indisponga.

No se enfaden, pero hay personas con emociones que pueden ser heridas en su posterior crecimiento psicológico. Mi queja es contra quien pretende estar por encima del bien y del mal, y pueden decidir por otros cuando yo estoy bien y lo que quiero es estar con mi mamá.

Perdonen las molestias y si ocasiono algún contratiempo, pero es lo que siento.

Ethan R. A.

Esta entrada fue publicada en:
Crecimiento emocional en familiaDerecho de la madre y el hijo a amamantarDerechos de los niñosEducación emocionalGeneralMaternidadParto respetado,TestimoniosViaje Iniciático por Mónica A. 
.
Liliana M. Lund
.
¿Qué es la violencia obstétrica?

¿Qué es la violencia obstétrica?

 

 La Violencia obstétrica es Violencia sexual, de género y social.

 

violencia obstétricaAntes de hablar sobre lo que implica la violencia obstétrica, quisiera que muchas mujeres sepan que ocurren más de lo que pensamos.

He puesto dos vídeos de diferente origen para que se pueda observar cómo son cosas que ocurren en demasiadas partes del mundo. En este caso son de Argentina y España. Son actores que representan vivencias reales, las situaciones mencionadas más arriba. En ellas, la mayoría de las madres en algún momento se encontrarán con situaciones conocidas.

Ahora sí, veamos que se quiere decir cuando hablamos de violencia obstétrica

Hablar de violencia obstétrica es hablar de los malos  tratos recibidos en un momento de gran importancia en la vida de una mujer. Es un momento único e íntimo en el que conocerá finalmente a su tan esperado bebé. Un momento donde está expuesta la intimidad de su sexualidad.

Es hablar de violencia de género en una sociedad patriarcal que infantiliza a las mujeres, en la que las mujeres «no saben», según les dicen. Pero no son niñas, ¡son las mujeres que van a parir! En las que quedan a merced de prácticas innecesarias, malos tratos verbales, carencia de miradas, de palabras, de explicaciones sobre lo que ocurre o piensan hacer.

También es  hablar muchas veces de mujeres que han vivido experiencias traumáticas por las cosas que les hicieron y cómo se las hicieron. Que han sido ignoradas, cosificadas y «ninguneadas» e incluso con un trato deshumanizado, cruel. Mujeres a las que se le roba un momento que debería ser maravilloso, inolvidable por lo especial y no por lo traumático. Mujeres que les produce pánico recordarlo…

violencia obstétrica

Los datos avalan lo dicho con un elevado número de episiotomías, cesáreas, partos instrumentalizados, partos inducidos con oxitocina, la separación innecesaria de la madre y su bebé, etc.

Por supuesto que habrán veces en que una cesárea sea necesaria y salve la vida de la madre o del hijo así como alguna otra intervención en situaciones extremas. Pero no practicar cesáreas porque es más rentable o cómodo para el médico.

Muchas mujeres no han tenido que vivir nada de ésto, por suerte. Pero otras muchas ni siquiera saben que la han padecido. ¿Por qué? Porque no lo saben, porque son «buenas y obedecen», porque se resignan o callan de la vergüenza que les produce.

Veamos los vídeos, el siguiente pertenece a la Asociación ElPARTO ES NUESTRO.

 

Para que éstas cosas dejen de ocurrir no hay que callarse. ¡Por un parto respetado y humanizado!

Para obtener más información: www.elpartoesnuestro.es

Liliana M. Lund

Parto: Enfrentando un nacimiento prematuro

Parto: Enfrentando un nacimiento prematuro

Sentimientos habituales ante un parto prematuro

 

prematuro

Bebé prematuro

Cuando se transita el proceso de gestar un nuevo ser humano siempre se piensa en los 9 meses que suele llevar sin pensar en la posibilidad de un parto prematuro. Esto es así mayormente porque hay mucho que gestar, no es sólo un bebé también tiene que gestarse una madre y si es posible, un padre, lo que implica todo un proceso que se irá haciendo en paralelo y simultáneamente.

A lo largo del embarazo, la madre se ha ido preparando para proseguir ese estado simbiótico que la une a su hijo y a satisfacer las necesidades de éste ya que entre ambos hay una necesidad recíproca. Sin embargo, en ocasiones el proceso de gestación se interrumpe por un parto prematuro. Frente a la necesidad de un ingreso en Neonatología todo se desencadena a muy alta velocidad, el bebé es separado de su madre rápidamente, después del nacimiento, para ser trasladado a una incubadora a la Unidad de Terapia intensiva como única alternativa para salvarle la vida. Este suceso repentino deja a ambos inmersos en un estado de desvalimiento y angustia. Quienes trabajan en las unidades de cuidado intensivo neonatal ven que además del riesgo biológico que presentan los niños ingresados por su patología, deben enfrentar un alto riesgo de problemas vinculares, a consecuencia de las circunstancias padecidas por sus padres.

Las madres suelen sentirse confundidas, asustadas, poco preparadas y muchas veces con fuertes sentimientos de culpa por lo que pudieron haber hecho o dejado de hacer para evitar este desenlace. Sentimientos normales pero que son importantes de resolver para poder vivir este importante momento de forma saludable tanto para la madre como para el bebé. Esto permitirá que pese a la prematuridad en todos los aspectos, pueda establecerse un buen vínculo madre-hijo de gran importancia para ambos.

Si bien hoy día los nacimientos prematuros van en aumento, al mismo tiempo los avances científicos también, lo que actualmente permite una sobrevida mucho mayor.

Aquí les dejo un interesante vídeo:

Milagro médico: bebés prematuros

http://www.rtve.es/alacarta/videos/comando-actualidad/comando-actualidad-milagro-medico-bebes-prematuros/1679416/

Liliana M. Lund

Interesante documental de RTVE sobre el parto

Interesante documental de RTVE sobre el parto

El parto en España y resto de Europa

parto

He rescatado este interesante documental Radio Televisión Española, Documentos TV del año 2006, «De parto» que hace el seguimiento de 4 embarazadas, sus historias, preparación al parto y el día en que ocurrieron sus partos. Trata también las diferencias en las modalidades de la atención sanitaria en varios países de Europa, incluidos los partos en casa.

Cómo se nace y cómo empieza esta nueva vida marca una importancia diferencia. Aquí se explica la diferencia de la atención en España que sigue parte de las recomendaciones de la OMS (Organización mundial de la Salud) y donde sigue predominando el parto medicalizado con acciones que podrían reducirse como cesáreas, episiotomías e inductores de las contracciones, restándole protagonismo a la mujer.

 Entre los aspectos que recomienda la OMS están: la posición más cómoda y eficiente para parir y sus motivos, la reducción de la occitocina sintética por sus contraindicaciones, reducción de la aplicación de epidural que impide las sensibilidad desde la cintura hacia abajo y por lo tanto la colaboración/participación de la mujer en el nacimiento de su hijo/a.

Se destaca aquí, la importancia del parto natural y respetado.

Más información sobre este tema: http://www.elpartoesnuestro.es

 

 

Pin It on Pinterest